Gobierno Nacional de Panamá
CBMAP Fase 1 ANAM
Año Internacional de los Bosques

Establecerán plan de manejo para el Parque Nacional Santa Fe

 
 
 

ImagenCon una estaciónn para guardaparques completamente nueva y la próxima validación con las comunidades y la autoridades locales de un plan de manejo cónsono con las expectativas de desarrollo sostenible de los pobladores, el Parque Nacional Santa Fe (PNSF) en la provincia de Veraguas, conmemora el viernes 11 de diciembre ocho años de existencia, en los que a pesar de las presiones y limitaciones se han podido proteger los recursos naturales que componen sus más de 72,630 hectáreas de superficie.

 

Si bien el PNSF es la zona protegida de mayor jerarquía de más reciente creación a nivel nacional, la provincia de Veraguas ha jugado un papel decisivo en la conservación del patrimonio natural del paí­s, ya que casi un 35% de su territorio tiene alguna categoría de manejo o protección, siendo la custodia de otras zonas de importancia biológica, como los parques nacionales Coiba y Cerro Hoya, el Humedal de Montijo y la Reserva Forestal La Yeguada.

 

Pero indiscutiblemente la principal peculiaridad del PNSF es sin lugar a dudas su origen, toda vez que la iniciativa para la creación de esta zona protegida emanó de las propias comunidades.  Este poblado veragüense (fundado originalmente en 1559)  a través de los años se ha caracterizado por su emprendimiento y anhelos de superación.  Fue allá­ en Santa Fe, donde el clérigo Héctor Gallegos instó a los lugareños a organizarse y de aquella acción, todavía perdura la cooperativa La Esperanza de los Campesinos;  por lo que no es de extrañar que genuinamente comprometidos con el patrimonio natural que custodian, los santafereños hayan solicitado a las autoridades la legalización de la protección de los bosques.

 

Fortalecimiento

ImagenAun costo de unos B/. 75,800 aproximadamente la Autoridad Nacional del Ambiente con el apoyo del Proyecto Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño (CBMAP II) está concluyendo la construcción de una estación o casa de guardaparques de unos 80 mts. de estructura, en la que debido a su ubicación y disposición, la misma ha sido erigida con diseños y materiales amigables al ambiente, como lo es el uso de energía con módulos solares que son 100% limpios.

 

Paralelamente, a mediados de este mes de diciembre la ANAM llevará a cabo las sesiones de validación en lo que en un futuro no muy lejano se convertirá en el plan de manejo del PNSF, el primero en su clase, ya que en su elaboración ha contado con la plena participación de las comunidades interesadas entre las que figuran: Santa Fe, El Pantano, Alto Piedra, Guabal, Río Luis, Calovébora, Narices, Alto Ortiga, Chitra, Gatucito y Las Barretas.

Con este plan de manejo sugerido, en el cual se han considerado los  aspectos culturales, naturales e históricos de la región, se espera establecer una clasificación que permita una mejor conservación, manejo, estudio y protección del parque, en categorías o zonas, ya sea de preservación absoluta, o de manejo especial (en atención a las necesidades de desarrollo), o en zonas de uso público, o zonas de manejo de recursos, mejor conocidas como los predios de trabajaderos.

 

Riqueza Ecológica

Para la elaboración del plan de manejo del PNSF, se efectuó una evaluación ecológica rápida que reportó un total de 1,171 especies (575 de flora y 596 de fauna).  De éstas 81 especies endémicas de flora y la presencia de las cinco especies de felinos registradas para el país y otros mamí­feros en peligro de extinción como el macho de monte y el manatí­, adicional a una especie de rana (Atelopus varius) endémica para Panamá y Costa Rica, que se encuentra en estado de conservacion crítico, según la legislación nacional y la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Adicionalmente, en el PNSF corren varias fuente hídricas importantes para la región como lo son los ríos: Santa María, San Pablo y San Pedro, que desembocan en el océano Pacífico; al igual que los rí­os Belén, Calovébora, Concepción, Caloveborita, Luis, Grande y Veraguas, que desembocan en el Atlántico.

Que el PNSF en relativamente corto tiempo haya podido evolucionar favorablemente desde su creación es el resultado del trabajo y el esfuerzo conjunto de ONG"s, el Estado - a través de la ANAM- y sobre todo del interés,  la participación y el apoyo de la comunidad, quienes más que los beneficiarios de su protección, son sus principales custodios.

 

 
Altos de Curundu, Ave. Ascanio Villalaz, Edificio 500
Apartado C, Zona 0843-00793 • Tel.: (507) 232-9600 • Fax: (507) 232-9699 • e-mail: uep@cbmap.org